Para tener una #FiscalíaQueSirva es necesario que el fiscal a cargo cumpla con ciertos requisitos, aunque depende del Ejecutivo Federal y la Cámara de Senadores la designación de uno. Para esto:

  • A partir de la ausencia del Fiscal General, el Senado tendrá 20 días para integrar una lista que contenga al menos 10 candidatos, aprobada por las dos terceras partes de sus miembros presentes, la cual se enviará al Ejecutivo Federal.
  • Dentro de los 10 días siguientes a la recepción de la lista, el Ejecutivo Federal formulará una terna de entre los candidatos propuestos y la someterá a consideración del Senado.
  • Si el Ejecutivo Federal no recibe la lista en el plazo señalado, enviará libremente al Senado una terna y designará provisionalmente al Fiscal General.
  • En caso de que el Ejecutivo Federal no envíe la terna, el Senado tendrá 10 días para designar al Fiscal General de entre los candidatos de la lista que hubiese elaborado.
  • Si el Senado no efectúa el nombramiento del Fiscal en el plazo establecido, el Ejecutivo Federal lo realizará de entre los candidatos que integren la lista o la terna respectiva.

La remoción del Fiscal General sólo podrá ser determinada por el Ejecutivo Federal por las causas graves que establezca la ley. Dicha remoción podrá ser objetada por el voto de las dos terceras partes del Senado dentro de un plazo de 10 días hábiles. Además, el fiscal tendrá que presentar un informe de actividades anual a los Poderes Legislativo y Ejecutivo.

Este proceso ya esta siendo discutido a pesar de que aún existe una persona en el puesto de Fiscal General. La discusión se ha centrado en encontrar alguien imparcial que logré evitar malas prácticas que existen en la PGR.